D | EJERCICIOS DE TALLER

Temática trasversal del Taller Nexos :: Paidia

Eje transversal: PAIDAS 
TOPOGENESIS–PAIDIA
REFLEXION INICIAL
El arquitecto inglés Colin Fournier (Kunsthaus Graz, Austria), en su artículo sobre el situacionismo (Revista AD, junio 2001), hace un recuento de los “principios” planteados por este movimiento, cuales son (resumidos):

  1. Que la ciudad no debiera concebirse como un todo sino como una serie de sitios distintos, con identidades fuertemente individuales y atmósferas propias.
  2. Que la identidad  de los sitios es más importante que el medio que las une, lo que significa que la estructura es irrelevante.
  3. Que la estructura debajo de la ciudad debe ser laberíntica, incorporar la sorpresa.
  4. Que la ciudad debiera estar en permanente flujo y en un perpetuo proceso de reconfiguración interna.
  5. Más que la estructura formal de la arquitectura, debiera llamar la atención el evento que se produce en un espacio determinado, que podría generarse de manera espontánea a través de los usuarios.
  6. Que no debía existir una división entre las distintas actividades de la ciudad, pudiendo convivir en un mismo espacio el trabajo y la vida privada.
  7. La ciudad en la que creían los situacionistas debía recorrerse sin propósito fijo, a la deriva.

Vemos cómo en todos estos puntos hay una alusión al juego-play (paideia) en tanto singularidad, carencia de estructura fija, fluir constante, espontaneidad, sin propósito. En cuanto construcción de situaciones, estos principios o reglas (en todo caso, reglas de la no-regla) proponen una especie de pequeña revolución desde la experiencia individual, una resistencia a vivir los espacios de la manera que propone la mecánica vida moderna y encontrar, en cada resquicio, inadvertido, un aspecto no visto, un movimiento inconcebible, un “descalce” con el continuo.
Sin embargo, una vez más, estas estrategias han sido absorbidas por la ciudad contemporánea, y se han transformado en el sustento de los mass media, atentos a los deseos del individuo, que se transforma en un paseante-consumidor, en sujeto de los estímulos y la seducción de la ciudad-vitrina. Más tarde, estos comportamientos los encontramos, desdibujados, en el zapping y en el internauta. El cuerpo se ha sustraído del jugar.
En relación a esto último, el arquitecto Pablo Allard (PUC, proyecto Nueva Chaitén), rescata la figura del “skater” como aquel héroe adolescente que deambula por las superficies urbanas en su patineta, releyendo la topología del espacio público: “Un ciudadano de la globalización, hijo bastardo del zapping, que en sí y para poder ser requiere re-conquistar la ciudad, apropiarse de toda inflexión del relieve, parque, banca, vereda, riel, pasamanos y bordillo que permita expresar la ‘viscosidad’ de sus movimientos.” (7, p.5) El “skater” tiene que ver entonces con el reencontrar la unión elemental entre cuerpo y arquitectura a partir de una acción “sin por qué”, ese juego que en este caso se expresa como vértigo. Esto nos recuerda la particular perspectiva del sentido propuesta por Deleuze, en cuanto “efecto de superficie”. De alguna manera, el juego nos está develando lo que está ahí, expuesto sin ser visto, latente. Es en parte lo misterioso del juego mismo, digamos, su disponibilidad, su estar en la superficie de todo, siendo a la vez inaprehensible. Su sentido se devela en la cuarta dimensión planteada por Deleuze, la del acontecer.

Lecturas para insumos conceptuales y metodológicos 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s